En los edificios e inmuebles viejos y concurridos de la Ciudad de México suelen tejerse historias de fantasmas y aparecidos, las cuales muchas veces son muy difíciles de comprobar. En los dos principales escenarios luchísticos mexicanos, la Arena México y la Arena Coliseo, no están exentos de dichos relatos, por lo cual personas que trabajan en dichos recintos comparten sus testimonios como Nitro, luchador profesional, quien ha experimentado interesantes sucesos paranormales en los pasillos de la México Catedral y en el Embudo de Perú 77.

“La Arena México es un lugar de mucha historia, primordialmente muchos mitos de los cuales de alguna manera he sido testigo. Una ocasión en la México trabajando con un compadre, escuché que este comenzó a gritar desesperado y salí corriendo al baño donde él se encontraba y alcancé a ver que algo salió corriendo y se perdió en la oscuridad de uno de los pasillos. Al entrar al baño mi compadre me dijo que una especie de perro o nahual que le había lamido una de sus manos, por lo cual había entrado en pánico”, relató Nitro.

Dentro de los pasillos del Coloso de la Doctores se cuentan las apariciones de una niña, un payaso e inclusive de una dama vestido de blanco, de las cuales el miembro de los Guerreros Tuareg nos comentó qué podría a ver originado dichas leyendas.

“Vamos por partes, te voy a platicar la historia del payaso Torpedo cuya esencia  de alguna manera camina por los pasillos debido que el año de 1975 cuando el Circo Atayde se presentaba él estaba enamorado de una trapecista, por lo cual siempre que ella terminaba su acto le regalaba una flor o un detalle. Llegó un momento que Torpedo la seguía a todos lados lo que le provocó mucha molestia a la joven y comenzó a agredirlo verbalmente, diciéndole que nunca se fijaría en alguien como él, esto le provocó una depresión la cual lo orilló al suicidio. Al poco tiempo la gente decía que escuchaba al enano reírse a carcajadas o llorar amargamente en la parte trasera de la zona lateral del área preferente, incluso hubo quienes dicen haberlo visto deambulando por los pasillos portando una rosa en su mano”, señaló.

En el caso de la Dama de Blanco, Nitró comentó que esto posiblemente se deba a la muerte de una señora de edad avanzada en diciembre de 1988, durante una función del circo. En esa época el espectáculo circense gozaba de grandes entradas, la mujer falleció tras realizar un gran esfuerzo físico por tratar de ganar un lugar en la zona de preferente central en la sección naranja, siendo víctima de un paro cardiaco provocando una escena trágica en medio de un espectáculo familiar. Al poco tiempo varias personas comenzaron a decir que había visto a una mujer caminado por dicha zona, aunque Nitro señala que ha podido observar una sombra deambulando el área de balcones cuando estos están cerrados al público durante las funciones de lucha libre.

En varias ocasiones ya fuese en función de lucha libre o circo mucha gente me ha dicho que ha visto a una niña perdida en la parte de la puerta ocho de la sección azul, la cual al ir la a buscar desaparece, incluso se le llegó a tomar una fotografía a la silueta de esa niña. También se dice que la Coliseo se aparece el señor Jesús Feria, quien fuera su guarda casa, más de 50 personas me han dicho que lo han visto por los pasillos del local de Perú”, recordó el gladiador.

Varios rincones de la México y la Coliseo guardan secretos que muy pocos conocen por lo cual dichas instalaciones se han convertido en un ir y venir de leyendas, el personal que trabaja ahí ha sido testigo de extrañas presencias, así nos lo contó Juan Baz, elemento de seguridad del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

“Una vez haciendo un rondín en el área de balcones vi a una mujer vestida de blanco, se me hizo raro verla ahí debido a que esa zona casi no se abre al público por lo cual le aventé la luz de mi lámpara y vi que se metió a uno de los baños, cuando entré a éste no había nadie, incluso las luces estaban apagadas”, indicó el señor Baz.

El elemento de seguridad también nos comentó que en una ocasión en plena función le avisaron que alguien se había metido en uno de los sótanos de la Arena México, al bajar a investigar en propias palabras de Baz se le apareció el fantasma del enano Torpedo. Además, señaló que en la Coliseo se escuchan murmullos en el área de gradas, los cuales al voltear a ver de quien se trata no se encuentra nadie a su alrededor.

Se dice que entre las butacas, pasillos y balcones se han visto a personas o seres que no pertenecen a este mundo, podríamos decir que son manifestaciones del más allá, así nos lo relató Alfonso Peñaloza quien ha experimentado situaciones extrañas dentro de la México y Coliseo.

“Hace poco un compañero se tomó una fotografía en la parte de la puerta ocho y al verla se percató que una niña había salido en ella, la cual no se encontraba en el momento de realizar el disparo. Son cosas que le pasan a uno, sí me creen a todo dar, sino yo lo viví”, señaló el también llamado Poncho, el fígaro de la Seria y Estable.

Nos atrevimos a recorrer los pasillos y butacas del Coso de la Doctores y el Embudo Coliseino para así poder ver estos lugares con otra perspectiva, con los ojos del misterio.