Una de las agrupaciones más importantes dentro de la lucha libre mexicana fueron los Perros del Mal.

Un equipo que dio mucho de qué hablar en el universo de la lucha libre, creada en un inicio por el Hijo del Perro Aguayo, Héctor Garza, Halloween y Damián 666, en el año del 2004, los cuales llegaron para dominar el CMLL.

Desde su aparición han tenido una gran variedad de integrantes, han estado invadiendo las máximas empresas de lucha libre el CMLL y la Tres veces estelar la Triple A, considerado por muchos como una de las agrupaciones más importantes y con más presencia en el ambiente luchistico.

Ganando diversos campeonatos importantes que afianzarían la agrupación como una realidad en la lucha libre profesional.

Teniendo un impacto tan grande que al ver que no tenían el protagonismo necesario, harían su propia empresa, en donde participarían grandes luchadores a nivel mundial, del ámbito independiente.

Serviría de trampolín para varios luchadores que posteriormente se volverían súper estrellas en las empresas en donde se presentaban.

La importancia de los perros del mal de demasiada, fue motivador para varias agrupaciones que tomarían características de este grupo, y sobre todo es el último legado que nos dejaría el perro mayor el HIJO DEL PERRO AGUAYO una leyenda del cuadrilátero.

Ya era momento de hacerle un reconocimiento este tremendo grupo por que se convirtieron en una realidad de la lucha libre , por que recuerden Dios Perdona , Los Perros No.